Atención clínica y consultas


Problemas de autoestima


La autoestima podría definirse como el conjunto de pensamientos y creencias que tenemos acerca de nosotros mismos, que denotan amor propio, así como confianza y seguridad. Todo lo que una persona posee o ha alcanzado, cada aspecto de la vida que se ajusta bien a las expectativas creadas, contribuye a incrementar la autoestima; por el contrario, cuando esos anhelos y esas expectativas no se ven cumplidas, la autoestima cae.

Puede ocurrir también que la persona se piense a sí misma de una manera degradante, aunque la realidad demuestre que posee cualidades y aptitudes que ella desmiente con su propia percepción; esta falta de sintonía es generadora de un profundo malestar.

Pese a que el prefijo auto indica que se trata de algo que implica a la persona propia, no hay autoestima sin la aportación de los otros. Dicho de otro modo: para que haya autoestima es necesario que los vínculos afectivos con los demás funcionen satisfactoriamente, porque en ellos se juegan aspectos fundamentales como la identidad, el narcisismo o los valores sociales. Cuestionar dichos aspectos, indagar en la manera en que la persona se piensa en relación con los otros y con su ambiente social, es una tarea que propone la terapia psicoanalítica como uno de los modos de apuntalar la autoestima y propiciar una vida más plena.


Copyright © EPBCN, 1996-2022.